Central Retail

    ¿Cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico?

    Los coches eléctricos se han convertido en la solución perfecta para quienes desean un vehículo que combine modernidad y ahorro. No hay duda, el componente más atractivo de estos vehículos radica en el modo de alimentación, que se realiza mediante recarga eléctrica de la batería integrada en el automóvil.

    Ahora, saber cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico, sobre todo, si tienes que afrontar un viaje, resulta útil para no caer en la llamada “ansiedad de autonomía” y disfrutar de cada trayecto con mayor serenidad.

    Es un hecho, aumentar la autonomía de un coche eléctrico no es misión imposible. Si bien el crecimiento del tamaño de las baterías ha compensado en parte los problemas de autonomía de estos vehículos, también hay algunos trucos que podemos aplicar mientras conducimos a bordo de un coche eléctrico.

    Desde Central Retail queremos compartir algunos consejos sobre cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico, con el propósito de que le saques el máximo provecho a estos vehículos.

    Cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico

    Te contamos cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico

    Cuando se trata de vehículos eléctricos, el tema de la autonomía es muy importante. Si, por un lado, los fabricantes de coches están invirtiendo mucho en investigación para prolongar al máximo la eficiencia de la batería, por otro lado, hay algunas pequeñas precauciones que, si se ponen en práctica, pueden retrasar la parada en la estación de recarga.

    Cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico implica el desarrollo de ciertas prácticas de conducción que destacaremos a continuación:

    Mantener una velocidad constante

    La primera práctica a seguir si quieres que la carga de tu batería dure más, es mantener una velocidad constante . Si, por ejemplo, vas por autopista, podrías conducir a una velocidad media 20-30 km/h por debajo del límite legal. Ello se debe a que la alta velocidad acelera la disminución del alcance. La mejor opción, por tanto, es no pisar demasiado el acelerador.

    Usar frenado regenerativo

    Si el vehículo lo permite aprovecha el frenado regenerativo. Gracias a esta función, podrás recuperar un porcentaje de energía durante el frenado y la desaceleración que, de otro modo, se desperdiciaría.

    El mecanismo es sencillo y se basa en la conversión de la energía cinética del movimiento, lo que no puede ocurrir en los vehículos térmicos. Para sacarle el máximo partido a esta tecnología, evita las frenadas bruscas y céntrate en la deceleración con antelación, aprovechando al máximo los tramos de bajada.

    Comprobar las temperaturas exteriores

    Un factor muy importante y, a menudo, subestimado por los conductores al momento de preguntarse cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico, es el control de la temperatura y las condiciones climáticas.

    En caso de que la temperatura exterior descienda por debajo de los 10°C, el vehículo requerirá un generador de calor para calentar el habitáculo, a diferencia de los coches tradicionales que pueden aprovechar el calor generado por el motor.

    Si se enciende un sistema de calefacción, la autonomía del coche eléctrico tenderá a disminuir más rápidamente. Comprender, por tanto, las condiciones climáticas externas te ayudará a calcular la duración real de tu recarga, teniendo en cuenta el impacto del calentamiento.

    Limita tu aire acondicionado

    Así como la calefacción reduce la autonomía de los coches eléctricos, lo mismo se puede aplicar al aire acondicionado. Este sistema de climatización funcionando a pleno rendimiento puede agotarse más rápido. De ser posible, pon a funcionar solo el ventilador y no el compresor. Evidentemente, la mejor alternativa en este sentido sigue siendo conducir con las ventanillas bajadas.

    Comprobar el inflado de los neumáticos

    Cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico, al igual que ocurre con los coches tradicionales, puede verse afectado por las consecuencias de un inflado inadecuado de los neumáticos. Y es que un vehículo con llantas desinfladas seguramente consumirá más energía y desgastará más la banda de rodadura.

    Por este motivo, te recomendamos que compruebes con frecuencia la presión de aire de los neumáticos con un simple manómetro.

    Aligerar el vehiculo

    Si deseas maximizar la vida útil de tu coche, asegúrate de que el vehículo circule lo más liviano posible, incluso, solo 10 kg de carga adicional en el maletero pueden aumentar el gasto de energía en un 1-2%. Es por ello que siempre es una buena idea quitar cosas del vehículo que ya sabes que no necesitarás.

    Planifica tu ruta con anticipación

    Nuestra última recomendación acerca de cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico, es realizar una planificación previa de la ruta a seguir. En caso de que tengas que ir de viaje o, gestionar un viaje largo, resulta importante tener un itinerario claro, eligiendo:

    • Carreteras que te permitan mantener una velocidad constante y que posiblemente no supere los 90 km/h, como las autopistas.
    • Calles con menos tráfico, porque conducir con mucho flujo de tránsito aumenta la pérdida de energía. Es mejor elegir una ruta un poco más larga, pero con menos tráfico.
    • Rutas donde haya estaciones de carga a una distancia regular entre sí.

    Cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico

    Conclusiones

    Hay ciertos factores que se han de considerar desde el principio con los coches eléctricos. Estos vehículos, por ejemplo, no se comportan como los de gasolina o diesel en términos de economía y eficiencia, por lo que deben abordarse de manera diferente. Primero debemos recordar que los modelos con baterías grandes no son necesariamente lo más importante. Tener una mayor autonomía, además, no significa que el coche eléctrico sea más eficiente.

    Cómo ampliar la autonomía de un coche eléctrico dependerá especialmente de tus hábitos de conducción y prestar atención a algunos factores importantes que mencionamos en este artículo, como el clima exterior por ejemplo.

    Los vehículos eléctricos, en definitiva, son la movilidad del futuro. De manera que tener un mejor control en la gestión de la autonomía de estos coches resulta esencial para evitar quedarnos en medio de las carreteras durante un viaje.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.