Central Retail

    Fallos en ITV más comunes en un coche

    La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) se ha tornado cada vez más exigente porque ha tenido que ajustarse a la revolución tecnológica de las últimas décadas. Podemos decir, incluso, que los fallos en ITV más comunes en un coche están asociados con estos avances, sin embargo, otros problemas han sido frecuentes desde que se inició con estas pruebas en 1987.

    Con el curso del tiempo, además, el número de puntos de control para garantizar y la seguridad de los conductores y de terceros ha aumentado progresivamente. De la misma forma, el grado de sofisticación de las pruebas también ha aumentado.

    Los fallos en ITV más comunes en un coche no son más que desperfectos que presenta un vehículo y que deben ser reparados para poder circular de manera legal por la vía. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el trámite puede ser difícil cuando se detectan estos problemas.

    Como veréis, pasar la prueba resulta fundamental para transitar con autorización. El propósito de este post es, por tanto, ayudaros a pasar la inspección sin problemas, de manera que vamos a precisar los defectos más usuales que impiden pasar la ITV.

    fallos en ITV

    Los fallos en ITV más comunes

    Una de las cosas que más suele generar preocupación en las personas que poseen vehículos es pasar la ITV, por lo que resulta necesario que estén al día con las revisiones mecánicas del coche y le realicen su respectivo mantenimiento periódico.

    Se recomienda también realizar una revisión general de cada uno de los componentes importantes del vehículo. Eso sí, hay que prestar atención a los fallos en ITV más comunes en un coche para evitar momentos desagradables en los puntos de control. A continuación los precisaremos:

    • Neumáticos en mal estado

    Transitar por la ciudad con neumáticos viejos y deteriorados es uno de los defectos más habituales en INTV. Recordemos que esta es la parte del coche que hace contacto directo con el asfalto, lo que significa que debe estar en buenas condiciones.

    Hay, de hecho, una normativa en la que se contempla cómo tienen que ser los neumáticos. Los que sean de un mismo eje deben poseer las mismas medidas. Para saberlo, tenemos que echar un vistazo a la ficha técnica y ojear las dimensiones de las ruedas del vehículo, además, deben estar certificadas.

    Durante la prueba se revisará la profundidad de los neumáticos por las medidas que se muestran en la rodadura que debe ser de mínimo 1,6 mm. Por el contrario, tenemos que cambiarlos y volver a pasar la Inspección Técnica de Vehículos.

    • Iluminación y alumbrado incorrecto

    El sistema de iluminación y alumbrado es, sin duda, un elemento clave para preservar la seguridad de los conductores y de terceros. Curiosamente, entra en la categoría de fallos en ITV más comunes en un coche ya que los conductores suelen hacer cambios en la iluminación, pero no verifican si está funcionando adecuadamente.

    Pasar esta prueba es de vital importancia porque una buena iluminación hará que los conductores vean los otros coches y a los transeúntes. Sin mencionar que también se usan para anunciar alguna maniobra como girar hacia un lado o frenar. Ello significa que se evaluarán cada una de las luces del coche, es decir, las de cruce, las largas, cortas y de carretera.

    • Matrícula en pésimas condiciones

    Puede que cada uno de los componentes del coche funcione correctamente, sin embargo, algo tan simple como tener una matrícula ilegible es motivo para no pasar la inspección.

    Ignorar este aspecto podría hacernos vivir un mal momento durante la prueba. Debemos asegurarnos, por tanto, que la matricula se perciba totalmente tanto las letras como los números. De no cumplir con este requisito, entonces tendremos que cambiarla antes de pasar por la ITV.

    • Estado de la carrocería del vehículo

    Existen elementos de la parte exterior del coche que debemos mantener en buenas condiciones, como el paragolpes o algún espejo retrovisor. Ojo, los arañazos son normales y no implican que tengamos que repetir a inspección, pero si la carrocería en general está muy deteriorada los técnicos recomendarán una reparación y seremos rechazados.

    • Frenos con fallos

    Los frenos representan tal vez los elementos de seguridad más importantes durante la conducción de un vehículo. Y es que, si no funcionan de manera adecuada, la vida del propio conductor, la de los pasajeros y de otros conductores podría estar en riesgo, incluyendo la de los peatones, por supuesto,

    Parece difícil de creer, peros los frenos en mal funcionamiento suponen otro de los fallos en ITV más comunes en un coche. Por otro lado, las condiciones de este componente del vehículo se determina durante una máquina llamada frenómetro.

    De modo que se coloca el coche sobre una plataforma y se registra la fuerza del frenado, la diferencia de ejes y la posible fluctuación del vehículo en movimiento.

    • Fallos en el motor

    El motor es el corazón de todo vehículo, por lo que su revisión representa una acción obligatoria en toda ITV. Como es lógico, debe estar en perfecto estado junto con la transmisión.

    Si hay presencia de fugas de aceite, las gomas o los cables están en malas condiciones seguramente no seremos autorizados de transitar con el vehículo.

    • Defectos en la dirección

    Los fallos en el fuelle tanto de la dirección como de las rótulas son imperdonables para los inspectores, de manera que deben corregirse obligatoriamente. Todo ello, a través de un buen mantenimiento o un cambio para volver a someternos a la prueba.

    • Humos y gases

    La prueba de humos y gases es otro de los fallos en ITV más comunes en un coche, de hecho, puede ser un factor muy subestimado por los conductores, pero la ley cada vez es más severa con la preservación del medioambiente. Para realizar esta inspección, los técnicos usan un sensor que se pone en el tubo de escape en aras de determinar si el vehículo expulsa gases de manera excesiva.

    fallos en ITV

    Conclusiones

    Es un hecho, tener conocimiento sobre los fallos en ITV más comunes en un coche nos permitirá verificar nuestro vehículo de forma más meticulosa antes de pasar por la revisión. Recordemos que esta prueba es importante y de carácter obligatorio, para establecer si nuestro automóvil cumple con los estándares de seguridad pertinentes y evitar posibles riesgos de accidentes.

    Y si bien se le da muchísima importancia al tema de la seguridad, estas inspecciones también se aseguran de que se cumpla con las normativas medioambientales vigentes. Nuestro consejo es que prestéis atención a cada uno de los aspectos planteados en este post, con el propósito de que evitéis una nueva inspección y podáis circular por la vía tranquilamente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.